Que nunca más los adultos mayores pierdan su hogar por endeudamiento. Que tengan una pensión digna, salud y medicamentos asegurados. No puede ser que la vejez se convierta en un problema para los más vulnerables.