Diputado Schalper cuestiona práctica para alterar quórum en votación de ley de identidad de género: “Distorsiona las mayorías democráticamente electas”

El diputado de Renovación Nacional e integrante de la Comisión Mixta de Identidad de Género, Diego Schalper manifestó su rechazo a la posibilidad de que se altere el quorun en la votación de la iniciativa, que libra su principal escollo con la incorporación de los menores de edad para realizarse cambio registral de nombre.

A la pregunta de sí pensó que su Gobierno iba a crear una estrategia legislativa para bajar el quórum de los diputados que pidieron un permiso constitucional para salir del país, el parlamentario dijo: “Desconozco el origen de la jugada. Como diputado nuevo, prefiero quedarme con la sensación de que este tipo de práctica que altera los quórum y que busca distorsionar las mayorías democráticamente electas, son algo que tenemos que erradicar, más allá de cualquier consideración. Por favor no ensuciemos la tramitación de la ley con jugarretas formales que nada bien le hacen a nuestra democracia”.

En medio de la discusión en la sala de la Cámara de Diputados reiteró su rechazo al proyecto junto a un grupo de diputados de RN, integrado por Aracely Leuquén, Miguel Mellado y Harry Jurguensen.

“El grupo de diputados que me acompañan, junto a la gran mayoría de la bancada, vamos a votar en contra de este proyecto de ley precisamente porque creemos que los niños tienen que estar primero en la fila. Incluir a los menores de edad en este proyecto de ley es no entender que entre los 14 años en adelante, lo que hay es una etapa de discernimiento personal, que no se puede tensionar por la vía de un cambio de sexo registral. Si realmente queremos tomarnos en serio ese proceso de discernimiento personal, lo menos que podemos hacer es incorporarlos en algo que implica un cambio definitivo”.

En cuanto a por qué luego de que el discernimiento personal del niño haya terminado, es necesario esperar hasta los 18 años, el diputado dijo: “porque uno puede tener cualquier opinión pero aquí lo importante son las evidencias. Incluso organizaciones que apoyan la agenda transgénero a nivel internacional, consideran que los niños entre los 14 y los 18 años, lo que hay es un discernimiento lleno de dudas, y que sólo se alcanzan certezas en la medida en la que se llega a la mayoría de edad. Por eso es lo aconsejable, hacer un proceso de acompañamiento, guiado por personas profesionales, neutrales”.