Comisión de Ética sanciona a Gabriel Boric por permitir el ingreso irregular de personas al Congreso

 

La Comisión de Ética de la Cámara de Diputadas y Diputados resolvió sancionar al parlamentario del Frente Amplio, Gabriel Boric, por permitir y apoyar el ingreso irregular de un grupo de personas al Congreso Nacional, facilitando su propia huella digital, burlando los torniquetes de seguridad instalados para controlar el paso de los invitados a la Corporación.

 

La irregularidad sucedió el pasado 18 de diciembre del 2019, mientras en la Sala se discutía el proyecto de reforma constitucional en el marco del proceso constituyente, debatiéndose específicamente la indicación sobre paridad de género; momentos en que el parlamentario vulneró los protocolos de ingreso, además del sistema de control relativo al uso de credenciales de identificación, esenciales para garantizar la seguridad de todos quienes circulen por el edificio.

 

Por lo anterior, la Comisión de Ética sancionó al diputado Boric con la medida disciplinaria de llamado al orden, además de una pena anexa del 1% de su dieta mensual por considerar que su conducta atenta contra el debido respeto al personal de la Corporación, en particular a los funcionarios encargados de supervisar el cumplimiento de la normativa sobre acceso de personas al edificio y a las tribunas, quienes se vieron imposibilitados de hacer su labor respecto de las mujeres que el diputado hizo ingresar de forma irregular.

 

Al respecto, el diputado Andrés Celis Montt, autor del requerimiento ante Ética, aseguró que “Gabriel Boric no sólo ignoró y faltó el respeto al personal que trabaja en supervisar el acceso de las personas al edificio, sino que también a sus compañeros y a todos quienes transitan por el Congreso, pues hizo oídos sordos a protocolos que se cumplen para resguardar la seguridad de todos quienes circulan por el parlamento”.

 

“Con sus acciones, Boric promueve un actuar contrario a las normas e incluso fue prepotente, pues da cuenta de que se puede hacer libremente lo que se le da la gana, sin analizar las consecuencias ni respetar la organización ni las disposiciones vigentes. Además, demuestra su actitud irrespetuosa e irracional, que está muy lejos de las directrices que deben guiar las acciones de todo parlamentario”, finalizó.