Diputado Eduardo Durán pide al Sernac que fiscalice a los asesores de deuda durante la pandemia

Servicios han aumentado exponencialmente

 

  • A raíz de la situación económica que vive el país, el parlamentario solicitó al Servicio Nacional del Consumidor que investigue este mercado de asesorías legales para personas y empresas morosas.

La pandemia en nuestro país ha traído consigo varias consecuencias nefastas, con más de 11 mil personas fallecidas, 400 mil contagiados y cerca de 2 millones de empleos perdidos. En este contexto, pese a que han existido varios paquetes de medidas del Estado para ayudar a los que más lo necesitan, muchas personas han caído en morosidad al no poder cumplir con sus compromisos financieros. Se estima que uno de cada tres chilenos tiene una deuda y no puede pagarla. La moratoria sigue en aumento, son cada vez más quienes están atrasados con una cuota, lo que muestra el alto nivel de endeudamiento de las familias. El 57% tiene una deuda con la banca; 25% con el retail y un 18% con otras instituciones.

En esta contingencia han surgido muchas empresas con asesores legales que ofrecen sus servicios para ayudar a las personas y empresas a repactar o renegociar sus deudas o declararse en quiebra. Esta es una buena noticia para todos los que tienen algún incumplimiento financiero, no obstante, esto se ha empañado, ya que según algunos reportajes en televisión, existirían malas prácticas en ciertos servicios de asesoría jurídica a deudores, como cobros por prestaciones que son gratuitas o abandono de procesos una vez pagados los honorarios. Es por este motivo que el diputado RN, Eduardo Durán, emitió un oficio al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) para que tome cartas en el asunto e intervenga.

“Sin dudas esta es una situación que debe investigarse, ya que es inconcebible personas que ya se encuentran complicadas con la inconmensurable cantidad de deudas producto de esta crisis sanitaria, además deban enfrentarse a situaciones irregulares respecto de quienes supuestamente ofrecen servicios para ir en su ayuda, resultado peor el remedio que la enfermedad”, afirmó el parlamentario.

En concreto, el congresista solicitó al Sernac que inicie una fiscalización respecto de las empresas que ofrecen asesoría a deudores o gestión de las deudas. Por otro parte, de haber iniciado un proceso de fiscalización e investigación, es necesario que informe sobre el estado en que se encuentra este, cuáles han sido las empresas investigadas, las irregularidades que se han encontrado, las sanciones a las que se exponen o las que ya se encuentren cursadas. Además, pidió un informe a través de un listado pormenorizado todas las empresas que ofrecen asesoría a deudores o gestión de deudas en el país; y que se remita información sobre la cantidad de denuncias que han existido por las irregularidades ya descritas por parte de estas empresas.

Para finalizar, el congresista enfatizó fuertemente con las personas que están viviendo alguna situación de morosidad producto de la crisis sanitaria y económica. “La pandemia entre todos sus efectos perjudiciales ha traído consigo un fuerte endeudamiento por parte de la ciudadanía, que ha visto en los créditos alguna posibilidad para enfrentar la crisis que los afecta. Al final del día la situación es preocupante, toda vez que no tiene salida para el círculo vicioso del endeudamiento. En este contexto, encuentro inconcebible que las personas destinadas a ayudar legalmente a la gente a superar estos inconvenientes crediticios, se estén convirtiendo en los malos de película, aprovechándose de estos ciudadanos que no tienen los conocimientos jurídicos ni la educación financiera”.

 

Fuente: Oficina Parlamentaria