Diputado José Miguel Castro oficia a JUNAEB y la emplaza a reconsiderar la medida de no entregar canastas de alimentos en plena crisis sanitaria

  • El parlamentario explica que sólo en Antofagasta se benefician más de 30.000 niños con este aporte.

“Los niños y niñas son el eslabón más vulnerable de una familia, por lo tanto deben ser los primeros en ser protegidos y su alimentación es la prioridad y la gran preocupación de sus padres”, dijo el diputado de RN por Antofagasta, José Miguel Castro, luego de que se informara que no se entregarán canastas a las familias que gozan de este beneficio, en el periodo de vacaciones.

El parlamentario oficialista, solicita al Director Nacional de Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) y a la directora de Antofagasta de dicha asociación, que” reconsidere el envío de alimento a familias con niños” debido a que el “aislamiento es una situación de emergencia producto de una crisis sanitaria que además de poner en peligro la salud de la población, pondrá en una situación de precariedad a muchas familias chilenas por la falta de trabajo y las graves consecuencias que tendrá esta pandemia en nuestra economía”, dijo.

El legislador dijo que entiende que normalmente en vacaciones no se entregan dichas canastas con alimentos, pero que la contingencia generada por la enfermedad Covid-19 “requiere medidas eficientes y rápidas”, ya que las últimas dos semanas de abril no habrá clases, añadiendo estas fechas a las vacaciones de invierno correspondientes a lo que habría sido el mes de julio de 2020.

Las entidades Junaeb y Junji (Junta Nacional de Jardines Infantiles) entregan 36.733 canastas a familias con niños sólo en la región de Antofagasta, lo que asciende a un aporte en torno de los $ 1.286.032.500, con lo que, según explicó, “son muchos los hogares que se benefician de esta medida y que en este período no podrán acceder a estos alimentos”, explicó el legislador y dijo que “este es el peor momento para anular este aporte debido a que muchos hogares están con dificultades económicas y es predecible que esta situación no vaya a mejorar en un futuro inmediato”.

Finalmente, el legislador hizo un llamado a las asociaciones a “adelantarnos a lo que viene; una crisis sanitaria de esta envergadura nos traerá consecuencias difíciles de predecir en estos momentos, con lo que asegurar alimentos básicos a los más pequeños de las familias chilenas es una tranquilidad que debemos atender”(…)tenemos que ser muy serios y responsables con el tema alimentación siempre, pero especialmente en estos momentos”.