Diputado José Miguel Castro pide Bono Covid para familiares de fallecidos en pandemia

  • El legislador por la Región de Antofagasta, José Miguel Castro (RN), ofició al Ministro de Salud, Enrique Paris, a la Ministra de Desarrollo Social y Familia,  Karla Rubilar  además del Ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda.

El parlamentario oficialista por la Región de Antofagasta, José Miguel Castro, pidió al Gobierno considerar la entrega de un bono para las familias de fallecidos por Covid-19 que les permita hacer frente a todos los gastos asociados a la “terrible, inesperada y tan dolorosa pérdida por culpa de esta enfermedad”, manifestó.

“A parte de la ausencia del ser querido, se generan una serie de consecuencias propias de la hospitalización; los gastos médicos asociados al tratamiento aplicado e incluso a la relación con la propia sepultura”, fueron las palabras del diputado Castro, a raíz de lo que pidió por medio de oficio a autoridades de Gobierno, la entrega de una ayuda especial para todas aquellas personas y/o familias que han perdido a un ser querido -o más- a raíz del Covid-19.

En este sentido, el parlamentario dijo que :“Todas las muertes son dolorosas, y en general nadie las espera, pero en estos momentos, añadido al dolor del fallecimiento tenemos que considerar la contingencia laboral de muchas familias, y el triste caso de aquellos que han perdido a más de un miembro del grupo familiar”.

Asimismo, el diputado agregó: “La situación económica de gran parte de nuestros compatriotas se ha visto severamente afectada, y si a eso se le agrega el deber pagar los gastos por la atención médica y el entierro, se hace aún más complejo y difícil de llevar para muchos chilenos y chilenas”.

El parlamentario espera que la iniciativa tenga una buena acogida por parte de las autoridades oficiadas entre las que cuenta el Ministro del Interior, Rodrigo Cerda, La Ministra de Desarrollo Social y Familia, y el doctor Enrique Paris, Ministro de Salud.

Para concluir, Castro señaló que: “No debemos olvidar que esta pandemia mata en distintas formas: primero aísla al enfermo de sus seres queridos justo antes de morir y después no permite que tenga un cierre emocional como corresponde, a esto sumemos presión a la familia de los gastos y de la crisis económica, hay que tener en cuenta esta dura realidad”.

FUENTE: OFICINA PARLAMENTARIA