Diputado Pablo Prieto busca sancionar a clubes de fútbol que provoquen desmanes en los estadios

Con el fin de frenar casos como los graves incidentes que se produjeron en el partido entre las universidades de Chile y de Concepción, el pasado 16 de marzo, en que los barristas del primero de los equipos encendieron bengalas que obligaron a suspender el encuentro, el diputado de Renovación Nacional, Pablo Prieto, presentó un proyecto que busca sancionar a los clubes cuyas hinchadas incurran este tipo de hechos.

Por el hecho, la sociedad anónima Azul Azul fue multada con el pago de $2,4 millones y dos partidos de visita sin su hinchada, lo que incluyó el clásico universitario.

Según explicó el parlamentario por la Región del Maule, y ex jugador de Rangers de Talca y de la propia U de Chile, su iniciativa busca que aquellos clubes cuyas barras incurren en desórdenes, destrozos y desmanes, y que utilicen recintos deportivos del Estado para su función, sean castigados con el término del arriendo o en comodato por el plazo de un año. En esa categoría entra el cuadro azul que usa el Estadio Nacional para sus encuentros de local.

En esa línea, el legislador fue enfático en aclarar que “esto no es contra los hinchas de la U. Esto es en contra de los vándalos y de los delincuentes que lo único que hacen es ir a los estadios a destruir, por lo tanto el proyecto”.

Asimismo, anunció que en el marco de su iniciativa está solicitando a la Intendencia Metropolitana y a “Estadio Seguro, que es bastante inseguro, tomar medidas de una vez por todas, porque vamos a tener que lamentar una catástrofe en la que no sólo sean afectados los hinchas, la familia del fútbol, sino que también los jugadores y quienes están dentro del campo de juego si es que a esto no se le hace un pare”.

Las “dueñas del espectáculo”

El legislador por la Región del Maule también envió un mensaje a la sociedad anónima Azul Azul y en especial a su principal accionista Carlos Heller a que “a que construyan su estadio. Si quieren destruir, que lo hagan en  el propio, pero que no destruyan los estadios fiscales”.

Prieto también criticó al programa “Estadio Seguro” el que calificó de deficiente. “Hace 20 años que se creó y sólo tenemos dos sancionados, mientras que cada día vemos cómo no podemos ir al fútbol y esto me parece insuficiente”, dijo.

“No es posible que entren bengalas y todo tipo de pirotecnia. Entonces dónde están las sociedades anónimas, si ellas son las dueñas del espectáculo, por lo tanto ellos tienen que velar por la seguridad de los jugadores de fútbol y hoy se está viendo en riesgo la gente que está dentro de la cancha”, agregó.

En ese contexto, afirmó que “aquí hay una responsabilidad tremenda de estos delincuentes y vándalos, y sin lugar a dudas que los principales responsables son los dueños del espectáculo (las S.A.), entonces nosotros no podemos permitir que sigan ocurriendo estos destrozos y desmanes en estadios que son de todos los chilenos, salvo los cuatro que son privados. Que los clubes con barras bravas arrienden en estadios privados”.