Diputado Prieto quiere multar a los médicos que “maliciosamente promocionen la modalidad de libre atención en desmedro de atención por Fonasa”

 

  • Moción se complementará a proyecto que obliga a médicos que estudiaron con fondos estatales a atender por Fonasa

 

Los diputados de Renovación Nacional, liderados por el diputado Pablo Prieto, presentaron un proyecto de ley que  busca establecer una “sanción administrativa y de naturaleza pecuniaria (5 UTM) a aquellos profesionales de la salud que, maliciosamente, prefieran, fomenten o promocionen la modalidad de atención de libre elección en desmedro de la modalidad de atención institucional”.

 

Tras ingresar el proyecto en el Congreso, que fue firmado también por Paulina Núñez, Ximena Ossandón, Camila Flores, el diputado Prieto explicó que “con este proyecto queremos emparejar la cancha como se dice en términos futbolístico. El 80% de los chilenos es Fonasa y un tercio de nuestros doctores atiende por Fonasa y en ese ese sentido, lo que hace este proyecto es hacer justicia con los usuarios del sistema público de salud, porque algunos médicos maliciosamente prefieren el pago particular o a través de una isapre en vez de atender por Fonasa”.

 

“Es increíble cuando uno necesita atenderse de manera urgente  o rápidamente la discriminación que se hace de parte de los médicos, así es que esperamos se elimine esta mala práctica que tienen algunos doctores, que sea sancionada con 5 UTM en una primera instancia y en una segunda que la sanción sea mucho más alta”, explicó luego.

 

Por su parte, la diputada Paulina Núñez, quien es autora de otro proyecto que busca asegurar que los médicos que estudiaron con recursos públicos, tengan la obligación de atender por Fonasa, destacó la propuesta, señalando que “hace meses presentamos un  proyecto para que médicos atiendan por Fonasa. Nos hemos reunido con el ministro Mañalich, para que podamos obtener el patrocinio del gobierno, y obviamente con el Colegio Médico, porque queremos lograr un acuerdo para que sean finalmente los pacientes los beneficiarios”.

 

Y en esa misma línea, agregó: “Hoy, mediante este proyecto de ley nos hemos sumado aumentando el número de parlamentarios que impulsa esta idea del diputado Prieto que busca una sanción administrativa y  pecuniaria para aquellos médicos que maliciosamente no atiendan por Fonasa, y que por ejemplo proponen que es más rápido que se atiendan de manera particular, a que lo hagan por el sistema público. Queremos que todas las personas, el 80% de los chilenos adscritos al sistema público de FONASA puedan acceder a la misma salud que acceden aquellos que hoy día pueden pagar particular”.

 

En tanto que la diputada Camila Flores destacó: “Nosotros como co-autores estamos apoyando esta propuestas, porque creemos que claramente se generan discriminaciones en atención de salud, especialmente para los pacientes que se atienden por FONASA”.

 

“Queremos evitar este hecho malicioso que desgraciadamente algunos profesionales de la salud cometen. Queremos que todos los tipos de pacientes sean atendidos del mismo modo y no de manera preferente a aquellos que tengan isapre o particular, sino que tengan el mismo trato”, señaló luego.

 

Finalmente, la diputada Ximena Ossandón dijo que “Yo siempre he creído que la Salud es un derecho y que no puede haber discriminación. Es verdad que los médicos reciben menos dinero por el bono de Fonasa que lo que perciben de las isapres. Pero la medicina también debe tener un tinte social, porque en este caso la gente afiliada a Fonasa es en su mayoría  vulnerable y muchas veces están en regiones donde hay pocos médicos especialistas”.

 

“No es lógico entonces que el afiliado a Fonasa deba estar ubicando durante horas o días a algún médico que atienda por esa vía, si pertenece legalmente al sistema de salud y constitucionalmente tiene los mismos derechos que el resto de los chilenos”, remató.

 

Proyecto de Ley

ARTÍCULO ÚNICO: Agréguese un nuevo artículo 120 bis al Código Sanitario, del siguiente tenor:

“Todos aquellos profesionales de la salud regidos por las disposiciones de este Código que, de manera maliciosa, prefieran, fomenten o promocionen la atención de un paciente mediante la modalidad de atención de libre elección, en desmedro de la modalidad de atención institucional, serán sancionados con una multa pecuniaria de 5 UTM, la que podrá aumentarse al doble en caso de reincidencia.

Sin que la siguiente descripción sea taxativa, se entenderá de manera especial que existe preferencia, fomento o promoción maliciosa de la modalidad de atención de libre elección cuando el profesional de la salud indujere al paciente a recibir atención bajo dicha modalidad, aportándole información falsa en relación con el estado de avance y espera en la modalidad de atención institucional o bien ocultando la existencia de convenios entre un prestador privado personal o institucional y el Fondo Nacional de Salud.

La sustanciación y aplicación de la multa se realizará de conformidad a lo dispuesto en el Título II del Libro X del presente Código”.