Diputados RN critican rechazo del PC, FA y FRVS a proyecto que permitía que parlamentarios pudieran votar a distancia

  • Los legisladores Paulina Núñez, Jorge Rathgeb, Sebastián Torrealba y Diego Schalper, lamentaron que la extrema izquierda lograra que la iniciativa fuera rechazada, al igual que la prórroga para el pago del permiso de circulación.

Severas críticas realizaron los diputados de Renovación Nacional a sus pares de la extrema izquierda -PC,FA y FRVS- quienes votaron en contra de los proyectos que buscaban que el Congreso pudiera funcionar con voto telemático, así como el prorrogar el pago de los permisos de circulación.

La primera en reaccionar fue la parlamentaria Paulina Núñez, quien acusó a sus colegas que rechazaron estas iniciativas de haber “cerrado las puertas al Congreso. Han permitido que ante una eventual cuarentena decretada por las autoridades, no pueda funcionar porque este Congreso, a diferencia de un sinfín de ejemplos errados que hemos escuchado, funciona con la votación de cada uno de los parlamentarios porque así lo ha querido la ciudadanía”.

“La situación es de extrema gravedad y los responsables tienen que hacerse cargo de sus actos. Este proyecto operaba solo y estrictamente, y así se señala expresamente en el texto, en situación de calamidad o de algún estado de excepción constitucional declarado. Este proyecto operaba también para proyectos de ley o reformas constitucionales necesarios para enfrentar la crisis que estamos viviendo”, agregó Núñez.

La legisladora -que llamó al Senado a reponer el proyecto- también lamentó “los votos en contra en la sala de Boric, Tomás  Hirsch y Hugo Gutiérrez, porque durante toda la mañana, discutimos sobre una indicación fuimos capaces de ponernos de acuerdo en la Comisión de Constitución y aprobamos por unanimidad. (…) Pero parlamentarios que al parecer no se leyeron ni el texto del proyecto convencieron a los parlamentarios necesarios para que hoy el proyecto se rechazara”.

Por su parte, el jefe de bancada Jorge Rathgeb alertó respecto del hecho de que “corremos un alto riesgo que este poder del Estado no pueda sesionar y eso significa una paralización de la labor legislativa, y si no se aprobaba la votación a distancia, puede significar que se paralice la agenda”.

En ese sentido, agregó que “si efectivamente la próxima semana estamos en sesión podemos revalidar esta situación, pero se ve bastante riesgoso teniendo presente que además, tiene que pasar por el Senado y eso puede significar que paralicemos nuestra tarea, siendo hoy día el legislativo y lo importante para la oposición, que nosotros somos el contrapeso al Ejecutivo y ellos ahora se verán obligados a legislar a través de decretos sin el contrapeso del Congreso Nacional que hoy no tendrá la posibilidad de manifestar su opinión ya que no existe esta normativa que eventualmente sirve para fiscalizar los actos del Gobierno”.

“La izquierda le ha dado la espalda a los chilenos”

Quien también se refirió a la situación fue el diputado Sebastián Torrealba, quien denunció que la extrema izquierda en el Congreso le “ha dado la espalda a los chilenos”.

“Con esto lo que se logra es finalmente congelar el Congreso y los proyectos de ley que estaban para el futuro. Hemos sabido hace pocos minutos que la OMS ha pedido a todos los países del mundo de que entren en cuarentena, y por lo tanto hoy día no tenemos ninguna herramienta para seguir legislando y avanzando con los proyectos de ley que tienen que aprobarse, como por ejemplo el teletrabajo y parte de la Agenda Social. Otra vez el Frente Amplio le ha dado la espalda a los chilenos, otra vez el partido Comunista  le ha dado la espalda a los chilenos, y lamentablemente hoy día el Congreso está absolutamente congelado”, añadió.

Por último, el legislador Diego Schalper sostuvo que “nos cuesta entender esto porque era el momento de enviar señales a los chilenos en esta dirección. Quiero invitar de todo corazón, porque es el momento de la unidad, de la proactividad y en definitiva no ponerle cortapisas a la agenda de los chilenos, porque al final cuando estamos pensando en el teletrabajo o en los permisos de circulación,  al final del día estamos pensando en las familias más vulnerables de este país”.