Grupo de diputados de RN solicitan que recursos destinados a partidos políticos se asignen directamente a la clase media

Los diputados de Renovación Nacional Harry Jürgensen, Sofía Cid, Cristóbal Urruticoechea, José Miguel Castro, Aracely Leuquén, Catalina del Real, Miguel Mellado y Pablo Prieto ingresaron un proyecto solicitando formalmente al Presidente Sebastián Piñera hacer las gestiones necesarias para reducir durante los años 2020 y 2021 el financiamiento fiscal de los partidos políticos y el financiamiento público de las campañas electorales a cargos públicos, con la finalidad de reasignar estos recursos para ir en ayuda de la clase media, fuertemente golpeada por los efectos del COVID-19.

De acuerdo con la normativa vigente, los partidos políticos reciben aportes en dinero en cuotas trimestrales. Solo durante el año 2019 el Estado desembolsó a los partidos políticos $6 mil 500 millones de pesos, poco más de 8 millones de dólares. Si se mantiene este aporte entre 2020 y en 2022, la cifra alcanzaría los 19 mil500 millones de pesos, cerca de 24 millones de dólares.

“Actualmente hay muchos chilenos cuyos ingresos se han visto drásticamente reducidos, y si bien el Estado ha ido en ayuda de los más vulnerables, la clase media ha permanecido desprotegida. Hemos visto cómo los trabajadores, los independientes y Pymes han hecho sacrificios ya por varios meses y los partidos políticos no pueden quedarse al margen de tal cosa y deben entender que hoy hay gastos que son prioritarios y mucho más importantes que financiar la política o los partidos”, señaló el diputado Jürgensen.

La propuesta implicaría reasignar al menos el 50% del presupuesto del 2020 y el 75% del presupuesto del año 2021 para la política y redestinarlo a programas y transferencias directas para la clase media.

“Hoy debemos hacer todos los esfuerzos para ayudar a la clase media y para ello hay que resignar recursos. Me parece que deberíamos reasignar a la clase media parte importante de los recursos destinados a los partidos políticos para el 2020 y disminuir los que recibirían en el presupuesto 2021. El Estado debe ayudar a la clase media inyectando recursos directamente y así no tener que utilizar sus ahorros de jubilación”, señaló por su parte la diputada Sofía Cid.

Los parlamentarios concuerdan en que resultaría contradictorio que algunos estén de acuerdo con aumentar la deuda de las personas o a que quienes lo necesiten utilicen el dinero destinado a la vejez y no estén de acuerdo con entregar el dinero de la política a cosas que en este minuto son mucho más urgentes.

Si el Gobierno aceptara la propuesta este dinero podría destinarse a bonos, subsidios u otras formas de entregar recursos frescos a las familias en medio de esta crisis sanitaria.

FUENTE: Of Parlamentaria.