Parlamentarios aprueban proyecto de diputado Bernardo Berger que reconoce a ciudades navegables de Chile

  • La iniciativa fue zanjada con 144 votos a favor y tres abstenciones. Propone además la creación de un fondo nacional permanente en conectividad fluvial.

Por amplia mayoría la Cámara Baja aprobó el proyecto del diputado Bernardo Berger (RN) que reconoce como “ciudades de rutas navegables” a las comunas con cauces de agua que cumplan con dicha condición.

El proyecto, bajo el número de Resolución 747, solicita al Ejecutivo legislar en el sentido de reconocer la condición de ciudades de Rutas Navegables para aquellas comunas que en sus instrumentos de desarrollo han incorporado los ríos como parte de sus estrategias de desarrollo, como sucede en el caso de Valdivia y Río Bueno.

En la sesión de esta semana, el proyecto concitó 143 votos a favor y sólo tres abstenciones. No hubo votos en contra.

Asimismo, la propuesta pide que se instruya a los ministerios de Hacienda y Transportes para crear un Fondo Nacional y/o partidas de inversiones permanentes en conectividad, mantención de los cursos de navegación y transporte público fluvial y /o intermodal que incorpore el uso de los ríos.

Igualmente, que se estudie y proponga una modificación a la Ley Espejo en el sentido de incorporar en ella el concepto de “Ciudad de Rutas Navegables” y asegurar una partida especial para el financiamiento de proyectos en conectividad asociado al transporte público fluvial y/o intermodal, así como la mantención de las redes fluviales urbanas navegables.

“Si bien, en comunas como Valdivia o Río Bueno existe una cultura alrededor de su red fluvial y navegabilidad, y que hay un proyecto de Ley que existe desde 2011, ésta no tiene movilidad, por lo que es necesario un respaldo político y económico para poder garantizar el desarrollo concreto de estas cuencas”, dijo Berger.

De acuerdo a lo escrito en el Inventario de Cuencas, Subcuencas y Subsubcuencas de Chile, 36 de los ríos importantes geográficamente, ubicados en su mayoría en las regiones de La Araucanía y Los Ríos, cumplen con los requisitos para ser denominados “navegables”, porque cuentan con la Resolución de Habilitación de Navegación.

En tanto, desde el 2009, existe la llamada ‘Ley Espejo’ que crea un subsidio Nacional al transporte público. Sin embargo, dicho fondo no precisa claramente si existen partidas especiales para invertir en movilidad fluvial urbana, lo que ha generado problemas a la hora de destinar esos recursos.